Mañana 3D cine-fórum "Tierra de rastrojos" + sesión música cubana en el CAP Blas Infante



Año: 1979
Director: Antonio Gonzalo
Guión: Antonio Gonzalo
Música: Teddy Bautista
Fotografía: Hans Burman
Reparto: María Luisa San José, Joaquín


Hinojosa, María Asquerino, Luis Politti, Manuel

Gerena.


Basada en la novela homónima de Antonio
García Cano, sindicalista del comercio en Sevilla y criado en
Lantejuela. García Cano escribió la novela mientras cumplía la
condena de 5 años de prisión a los que lo condenó el franquismo por
sus actividades sindicales y políticas. La novela fue publicada en
1975 y posteriormente publicaría otras teniendo siempre como
temática las vivencias del proletariado agrario andaluz. El director,
Antonio Gonzalo, es el mismo que grabaría 20 años después “Una
pasión singular”, un largometraje que recorre la vida y el
pensamiento político de Blas Infante.
Sinopsis:
La trama evoca la situación del campo andaluz en vísperas de la II
República hasta los comienzos de la guerra civil y apenas si fue
estrenada. Es una historia que cabalga entre el documental y la
ficción, y que recoge el quehacer de los jornaleros en los años 30 del
pasado siglo. Describe con cierto detalle la vida cotidiana, las
esperanzas y las expectativas de un grupo de jornaleros que
protagonizan una movilización por sus derechos más elementales. Se
entiende que estos están vinculados con la CNT aunque no queda
muy precisado. El colectivo asiste esperanzado a la victoria electoral
del Frente Popular hasta que llegan las noticias del golpe. A partir de
ese momento la vida será más difícil aún.


4D Día Nacional de Andalucía en el CAP Blas Infante


El CAP Blas Infante también tendrá actividades para la celebración del Día Nacional de Andalucía.
El sábado 3 de diciembre contaremos con la proyección de la mítica y a su vez desconocida película "Tierra de Rastrojos" en versión digitalizada y remasterizada a partir de las 18h00. Posteriormente realizaremos un debate a propósito de los temas sugeridos en la misma.
Y tras la película habrá a partir de las 20h30 sesión de música cubana.
Organiza: Nación Andaluza.

Aportación de los Centros Andaluces del Pueblo a las II Jornadas por la Constitución Andaluza





A continuación reproducimos la aportación que desde los CAPs "Blas Infante" de Granada, "Javier Verdejo" de Almería y "J. Félix Rodríguez" de Huelva hemos preparado para nuestra participación en las II Jornadas por la Constitución Andaluza que tendrán lugar este fin de semana en Sevilla.


En el pasado siglo, se crean los Centros Andaluces, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los andaluces y andaluzas, de unos espacios culturales desde los que recuperar la cultura y la identidad andaluza.


Fue el 22 de Octubre de 1916, hace ya un siglo, cuando se inauguró el Centro Andaluz de Sevilla, con una conferencia de Blas Infante. Se constituyen como -según expresa la revista Andalucía en Febrero de 1917- “una organización contrapuesta a la actual de los partidos caciquiles organizados en jefaturas y clientelas”.


En Abril de 1916 se emitía el manifiesto de los Centros Andaluces, en el que se fijaban los objetivos de los mismos. Decía así: “...unir las ciudades y las provincias andaluzas, fomentando el espíritu nacional. Como unidad constituida por todas ellas se destaca Andalucía enfrente de las demás regiones. Desde los tiempos primitivos, no obstante las disgregaciones artificiales interiores, siempre se ha reconocido la unidad de Andalucía, resultado de haber habido siempre en su territorio un pueblo de carácter, personalidad o ingenio distinto de los demás de España, lo suficientemente distintos para producir una diferenciación regional. (…) En suma: nos proponemos crear un pueblo culto, viril, consciente y libre, capaz de sentir y de amar y de defender el ideal”.


Esta tarea que se impusieron los Centros Andaluces del siglo pasado la vemos tremendamente cercana al carácter anticapitalista de los CENTROS ANDALUCES DEL PUEBLO del Siglo XXI. Tanto en el S. XX como en el XXI, la actividad de los centros andaluces no se circunscribe exclusivamente al ámbito cultural; también el político y el reivindicativo forman parte de la idiosincrasia de los Centros Andaluces. Hoy los CENTROS ANDALUCES DEL PUEBLO, además de ser impulsores de la difusión cultural andaluza, tienen en el activismo político y social, una de sus principales características, participando y promoviendo manifestaciones contra la OTAN, contra las Bases militares, contra las guerras y las agresiones imperialistas, participando en los homenajes a andaluces asesinados por el Estado español, como los de Caparrós, Verdejo o el propio Blas Infante, al igual que aquellos CENTROS ANDALUCES que el siglo pasado se manifestaban contra la carestía de la vida, portando una pancarta que decía “VIVA ANDALUCÍA LIBRE¡¡ MUERTE A LOS CACIQUES¡¡ (primera referencia al “viva Andalucía Libre”, en un acto reivindicativo y de clase). El nacionalismo revolucionario andaluz, empezaba a ser un problema para las clases dominantes, por el cuestionamiento del reparto de la riqueza, la denuncia del estatus político colonial de Andalucía y la acusación de podrido y corrupto al sistema político español.


Por todo lo anterior, es inevitable constatar las semejanzas entre los CA y los CAP. En un comunicado conjunto de los CAPs el pasado 20 de junio se decía:


- La actividad de los Centros Andaluces del Pueblo se basa en principios liberadores como:
- La autogestión como principio de funcionamiento y garantía de una acción cultural libre y no supeditada a los intereses de las clases dominantes.
- El fomento de la cultura popular andaluza como instrumento de vertebración y liberación del Pueblo Trabajador Andaluz.
- La aspiración a la recuperación de la soberanía andaluza como un ejercicio de conquista de la lucha popular, no como una concesión (imposible) de los poderes establecidos.
- La consideración del Pueblo Trabajador Andaluz como protagonista de la lucha por su emancipación social, política y también cultural y la emancipación del país andaluz.



En el S. XXI, casi un siglo más tarde, vuelven a surgir otros centros andaluces con los mismos objetivos que los impulsados por Blas Infante, los Centros Andaluces del Pueblo, una evolución de los creados el siglo pasado, actualizados a las necesidades de los andaluces/as del S. XXI.


Los CAPs, no pretendemos ser una vanguardia cultural, tampoco profetas ni directores de nada. Somos pueblo y clase trabajadora y como tal, queremos avanzar en la toma de conciencia nacional y conciencia de clase, de una forma autogestionada, asamblearia, desarrollando una forma colectiva de acción cultural. Para nosotros, la cultura no es algo exclusivo de la “clase intelectual”, ni nos sometemos al modelo cultural dominante que ha hecho de la cultura un artículo de consumo, encaminado al sometimiento y alienación de la población. Tenemos la firme decisión de utilizar la cultura como herramienta de liberación, llevando la lucha de clases al ámbito cultural, enfrentando al modelo cultural capitalista allí donde las circunstancias lo exijan, sin limitarnos a los espacios que tradicionalmente se le ha dado a la cultura, colegios, universidades, salas de conferencias…en definitiva, espacios cerrados.

Novedades editoriales de octubre


Libro "LA LUCHA DE CLASES. Una historia política y filosófica" Domenico Losurdo, 438 páginas, 25 €
La crisis económica se ha cebado en los trabajadores, y cada vez se oye hablar más de la necesidad del retorno de la lucha de clases. ¿Pero estamos seguros de que esta había desaparecido? Porque la lucha de clases no es sólo un conflicto entre la clase propietaria y los trabajadores que dependen de ella. También lo es “la explotación de una nación por otra”, como denunció Marx, y “la opresión de la mujer por el macho”, como escribió Engels. Así pues, estamos en presencia de tres diferentes formas de lucha de clases, dirigidas a cambiar radicalmente la división del trabajo y las relaciones de explotación y opresión que existen a nivel internacional, o en un solo país, o en el seno de la familia. 
Dados los acontecimientos que marcaron el paso del siglo XX al siglo XXI, la teoría de la lucha de clases es hoy más necesaria que nunca, a condición de que no derive en un populismo fácil que lo reduzca todo a un choque entre “humildes” y “poderosos”, haciendo caso omiso de la multiplicidad de las formas del conflicto social.

Libro "DIECISIETE CONTRADICCIONES Y EL FIN DEL CAPITALISMO" David Harvey,  293 páginas, 22 e
Este libro pretende comprender las contradicciones del capital como conjunto de vectores dinámicos que ordenan las fuerzas primordiales del comportamiento estructural de las sociedades capitalistas en los múltiples aspectos de su organización social, económica y política. Esas contradicciones, que David Harvey clasifica en fundamentales, cambiantes y peligrosas, son las que configuran el presente de nuestras sociedades y las que marcan el horizonte de su transformación, en tanto que las dinámicas del capital son las que rigen los macrocomportamientos de las distintas subestructuras que configuran su reproducción. En su opinión, los movimientos sociales y las fuerzas políticas que luchan por construir un mundo no organizado por la barbarie y la catástrofe solo pueden alcanzar unas condiciones mínimas de eficacia si parten de un diagnóstico certero de cuáles son las fuerzas que conforman el estado actual de las cosas. El análisis opta por la minuciosa reconstrucción de las diecisiete contradicciones que el autor considera esenciales para explicar la reproducción social de las sociedades actuales, para dilucidar sus potenciales tendencias a la crisis y para explorar las vías de acción de los movimientos revolucionarios que dejarán su sello en las próximas décadas y transformarán de raíz el orden social actual. En este sentido únicamente pueden existir movimientos antisistémicos transformadores si estos cuentan y construyen una teoría apropiada de las características sistémicas de la estructura capitalista, que él elabora utilizando toda la panoplia de los constructos marxianos y marxistas que ha trabajado incansablemente durante los últimos cuarenta años con unos resultados deslumbrantes a la hora de renovar la caja de herramientas marxista.
Excelente mapa, necesaria hoja de ruta para organizar la lucha de clases en el siglo XXI y la revuelta global, regional y local contra la lógica del capital y las formas de explotación y dominación, que ofrecen al 99 por 100 de la población del planeta un presente de crisis y de desastre social y un futuro de desolación y caos sistémico. Y tal vez para diseñar la superación definitiva del capitalismo.


Libro "LA BRECHA.La injusticia en la era de las grandes desigualdades" Matt Taibbi, 448 páginas, 25 e
Durante las dos últimas décadas, en Estados Unidos se ha asistido a un curioso misterio estadístico: la pobreza aumenta, el crimen disminuye y la población reclusa se duplica. Sin embargo, no todo el mundo pasa por la cárcel. Gracias a un sistema judicial diseñado a la medida del nuevo culto a la riqueza y el poder, la gran mayoría de los delincuentes de cuello blanco han logrado eludir la cárcel desde que empezó la crisis financiera, mientras que pobres y miembros de minorías étnicas acaban en prisión de manera casi automática.
La desigualdad de ingresos se traduce en desigualdad ante la justicia cuando analizamos quién es objeto de persecución penal y quién no. El fraude de las clases privilegiadas se lleva por delante el 40 por ciento de la riqueza mundial, pero nadie va a la cárcel; en los barrios pobres de las grandes ciudades, decenas de miles de personas son detenidas al cabo del año por el delito de estar en la calle. Esta brecha es la que permite el fraude masivo e impune. Taibbi propone un viaje por ambas caras del sistema de justicia: por un lado, casos como el sorprendente saqueo de Lehman Brothers que precedió al colapso financiero de 2008, o como la conspiración de un grupo de multimillonarios, gerentes de fondos de alto riesgo, para arruinar a una compañía rival. Por el otro, las redadas de inmigrantes promovidas por un sistema de bienestar que trata a sus beneficiarios como ladrones.


Libro "LAS 100 PALABRAS DEL MARXISMO" Gérard Duménil, Michaël Löwy y Emmanuel Renault, 128 páginas, 9 e
A pesar de que rechazó el término durante toda su vida, el marxismo es en primer lugar el pensamiento de Karl Marx, pensamiento de  una riqueza extraordinaria y en constante evolución. Pero lo que el marxismo debe a Marx es indisociable de lo que le debe a Engels, coautor de –entre otras obras– el Manifiesto comunista, y editor póstumo de los volúmenes 2 y 3 de El capital. Después de su muerte, sus ideas fueron desarrolladas de muy diferentes maneras por los pensadores y las corrientes políticas que reclaman ser sus herederas. Incluso hoy en día se inspiran en él los discursos más radicales frente al orden capitalista.
En 100 entradas, este libro arroja luz sobre los conceptos fundamentales del marxismo y da cuenta de cómo se han imbricado los debates políticos, económicos y filosóficos en el corazón de cada uno de ellos.

Presentación de "Siria es el centro del mundo" con J.A. Egido


El miércoles 19 de octubre tendremos en el CAP "Blas Infante" al profesor Jose Antonio Egido presentándonos su libro "Siria es el centro del mundo".
Será a partir de las 19 h.

Los Centros Andaluces del Pueblo ante el 12 de octubre


Los Centros Andaluces del Pueblo (CAP) queremos manifestar nuestro más enérgico rechazo tanto a la celebración del 12 de Octubre como día de la hispanidad como a los actos preparados para el próximo 2017 en nuestra tierra celebrando y festejando ese mal llamado “encuentro entre culturas” como los poderes hipócritas pretenden llamarlo.

Celebrar ese supuesto descubrimiento supone ignorar u omitir que allí vivían sobre 60 millones de personas y que 100 años después de la llegada de Colón sólo quedaban sobre 3 millones y medio de personas. Por lo tanto lo que allí se produjo fue un genocidio en toda regla.

No hubo encuentro porque ambas civilizaciones no decidieron encontrarse de mutuo acuerdo, intercambiando conocimientos y experiencias, sino que unos fueron conquistados y diezmados mediante la violencia, el engaño, saqueo, enfermedades, la cruz y la espada.

Se produjo la destrucción de culturas milenarias que habían habitado esas tierras con amplios conocimientos en matemáticas, agricultura, astronomía, etc

Se produjo un saqueo , robo y destrucción de los recursos naturales, en aquella época , principalmente oro y plata. Robo que continua hasta nuestras fechas mediante multinacionales amparadas por el imperialismo.

La tierra andaluza, principal punto de partida de las expediciones y punto de entrada de las riquezas expoliadas no obtuvo beneficio alguno de tal felonía. La propia conquista de Al Ándalus fue la antesala necesaria y campo de pruebas para la conquista americana. Nuestra tierra se llenó de indeseables y mercenarios en busca de fortuna. La economía andaluza se orientó hacia el sostenimiento material de los conquistadores del continente americano a la vez que se perseguía a los andaluces que se resistían a someterse a la conquista castellana en este lado del océano.

La casi totalidad del exterminio de la población nativa trajo consigo otras muestras de barbaridad y genocidio como fue la implantación de la esclavitud traída de África como mano de obra necesaria para satisfacer las demandas de los conquistadores.

Denunciar el papel de la iglesia como arma necesaria para llevar a cabo la dominación y el latrocinio.


Por todos estos motivos y muchos mas, los Centros Andaluces del Pueblo denunciamos la agresión que entonces sufrieron los pueblos indígenas de ambos lados del océano Atlántico y la que actualmente siguen sufriendo y solicitamos que no ese día, sino todos los días sirvan para pedir perdón y recordar las atrocidades cometidas; sirvan para desde el reconocimiento mutuo estrechar lazos de solidaridad y compromiso con todos los pueblos americanos y sirva para exigir el derecho de los pueblos a la autodeterminación sin ningún tipo de agresiones exteriores ni presiones imperialistas.

CAP José Félix Rivera, CAP Blas Infante, CAP Javier Verdejo.
Andalucía 10 de octubre de 2016.

Bolsa-mochila arbonaida

Material en apoyo del CAP "Blas Infante". Puedes conseguirlo en el horario habitual del C.A.P. o escribiéndonos a nuestro email capblasinfante@gmail.com para enviároslos por correo postal contrarrembolso.
Bolsa-mochila arbonaida. Medidas 40x35 cm. 4 e

Cinturón bandera andaluza con gadeiro en la hebilla

Con el objetivo de apoyar y fortalecer el carácter autogestionado del CAP "Blas Infante" hemos preparado estos cinturones con la bandera nacional andaluza y un símbolo milenario de nuestro país, la estrella de ocho puntas o gadeiro, serigrafíado a láser en la hebilla.
Cinturón con bandera nacional andaluza

Detalle de gadeiro en la hebilla (láser)
Cinturón con bandera nacional andaluza y gadeiro en la hebilla. 4 e

Puedes conseguirlo en el horario habitual del C.A.P. o escribiéndonos a nuestro email capblasinfante@gmail.com para enviároslos por correo postal contrarrembolso.

Novedades editoriales de agosto



Libro "LA BARBARIE DEPORTIVA. Crítica de una plaga mundial
Marc Perelman, 240 páginas, 18 e

En pocos decenios, el deporte se ha convertido en una potencia mundial ineludible, la nueva y verdadera religión del siglo XXI. Su liturgia singular moviliza al mismo tiempo y en todo el mundo a inmensas masas agolpadas en los estadios o congregadas ante las pantallas de todo tipo y tamaño que los aficionados visualizan de manera compulsiva. Estas masas gregarias, obedientes, muchas veces violentas, movidas por pulsiones chovinistas, a veces xenófobas o racistas, están sedientas de competiciones deportivas y reaccionan eufóricas a las victorias o a los nuevos récords, mientras permanecen indiferentes a las luchas sociales y políticas, sobre todo la gente joven.

La propia organización de un deporte de alcance planetario, fundamentado en un orden piramidal opaco, se ha erigido y consolidado como un modo de producción y reproducción socioeconómico que lo invade todo. El deporte, convertido ya en espectáculo total, se afirma como el medio de comunicación exclusivo, capaz de estructurar en toda su profundidad el día a día de millones de personas, desde la fisonomía de las ciudades, hasta los ritmos de trabajo y la estructuración del tiempo libre.

El nuevo récord, la mejora del rendimiento, el sometimiento del cuerpo por encima de los límites humanos, se convierte en la base del espectáculo, en su única motivación, en el fin que lo justifica todo, por lo que el dopaje y las intervenciones-agresiones en el cuerpo del atleta se han convertido en la normalidad de un deporte que juega al escondite con los controles antidoping, mientras los deportistas se lanzan a una carrera alcocada contra su propia vida.

Apisonadora aniquiladora de la Modernidad decadente, el deporte-espectáculo lamina todo a su paso y deviene el proyecto de una sociedad sin proyecto.

Puedes ver aquí el vídeo promocional del libro: https://vimeo.com/96689853




Libro "DEFENDER A QUIEN DEFIENDE. Leyes mordaza y criminalización de la protesta en el Estado españolDavid Bondia (dir.), Felip Daza y Ana Sánchez (coords.), 288 páginas , 21 e

Ante la criminalización de la protesta que se está imponiendo en el Estado español, se puede afirmar, sin miedo a equivocarse, que nos encontramos ante un nuevo reto que viene a desafiar los logros conseguidos, fruto de grandes luchas sociales, en materia de derechos humanos y libertades fundamentales. Primero fueron los recortes en derechos económicos, sociales y culturales y luego, para acallar a los que se negaron y se niegan a conformarse, se impulsaron medidas represoras para desarticular el derecho a protestar.

En este período de graves recortes en derechos y libertades una de las soluciones y reacciones que se han impulsado desde instancias gubernamentales ha consistido en intentar silenciar a la sociedad y amordazar a las voces críticas, utilizando un entramado jurídico, para disuadir a la ciudadanía de participar en los actos de protesta.

Nos enfrentamos a un conjunto de medidas, con finalidad claramente preventiva, que pretenden, en muchos aspectos, configurar un derecho administrativo sancionador del enemigo, en el que la Administración es juez y parte y el ciudadano que protesta es el enemigo. Todo esto enmarcado en un maniqueo discurso de defensa del orden público, en el que predomina la seguridad nacional y la seguridad del Estado sobre la seguridad de los ciudadanos.


La iniciativa Defender a quien Defiende, liderada por la Fundación Solidaridad de la Universitat de Barcelona (FSUB) y por el Instituto Internacional para la Acción Noviolenta (NOVACT), en cooperación con diversas organizaciones, medios de comunicación y centros de investigación, tiene como objetivo la creación, formación y coordinación de una coalición formada por movimientos sociales, activistas, juristas, periodistas, comunicadores y universidades públicas de ámbito estatal, estructurada alrededor de un observatorio sobre las violaciones de los derechos humanos en contextos de protesta social. Esta iniciativa pretende crear un espacio seguro para que las campañas y los movimientos de la sociedad civil puedan desarrollar su tarea esencial de transformación social.


Libro "LAS POLÍTICAS DE LA ECOLOGÍA SOCIAL. Municipalismo libertario" Janet Biehl y Murray Bookchin, 208 páginas, 12 e

En un mundo en el que más que nunca se dejan sentir los efectos de la acumulación y depredación capitalista global sobre el medio ambiente y las estructuras sociales, y con un sistema de partidos absolutamente desacreditado, vuelven a cobrar fuerza ideas que, como las de Bookchin, buscan maneras inmediatas de actuar y transformar la sociedad, sin renunciar a lo principal: un mundo sin jerarquías, reparto igualitario de la riqueza, producción descentralizada y a escala local, y capacidad de decisión irrenunciable sobre nuestras vidas y nuestro medio.

La propuesta del municipalismo libertario se hace más necesaria y urgente si cabe en estos momentos, cuando al fracaso de la izquierda institucional, se une la irrupción de las candidaturas municipalistas fruto del ciclo de luchas sociales posterior al 15M. A la vez, el municipalismo emancipador ha adoptado una especial relevancia con la puesta en práctica del Confederalismo Democrático, dentro del área de influencia del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que bebe directamente de las propuestas de Bookchin, y que propone «un sistema democrático de las personas sin un estado».

En el presente libro, que incluye una entrevista con Bookchin, Janet Biehl —una estrecha colaboradora del autor— nos presenta de manera sintética el conjunto de ideas que conforman el pensamiento de Bookchin en torno al tema del municipalismo libertario. Su estructura es el de un manual divulgativo, cuyo objetivo es abrir el debate y esbozar una serie de propuestas de actuación para empezar a desarrollar formas de participación
directa y efectiva a escala municipal.




Libro "ITALIA MÁS ALLÁ DEL 68. Antes, durante y después del movimientoDiego Giachetti, 280 páginas, 17 e

El 68 fue la respuesta desde el movimiento estudiantil al anquilosamiento de las organizaciones tradicionales de la izquierda, en un contexto de luchas y revueltas en todo el mundo; fue el intento de establecer alianzas y estrategias comunes con el movimiento obrero, esfuerzos que tuvieron su continuidad y dieron sus frutos en el 69 y años posteriores, pasando por diferentes etapas que eclosionan en el movimiento del 77 y la llamada «área de la autonomía».



Libro "Sombras de la guerra contra el terrorEnric Luján, 176 páginas, 12,00 €

«El dron fascina y aterroriza a partes iguales por la ­innegable ventaja que confiere a quienes pueden ­recurrir a su poder de muerte.» Entronizado como adalid de una supuesta «guerra limpia y quirúrgica», exaltado en la lógica neoliberal por sus posibilidades mercantiles o, en el extremo opuesto, representante de una supuesta maldad tecnológica, el dron es hoy un objeto sacralizado.

Pero, en su desnudez, se trata de «versiones perfeccionadas de los viejos aviones teledirigidos», y su interés real reside en su papel en las lógicas de la guerra mundial contra el terror o en la renovación del monopolio de la violencia estatal, bélica y sistémica. El dron es parte y consecuencia de un proyecto de dominación política global, que lo condiciona de raíz. 

Este libro desmonta numerosos tópicos. Su supuesta similitud con un  videojuego queda en entredicho por los niveles de estrés postraumático que se dan entre los operadores de aviones no tripulados, superiores a los de las tropas en el campo de batalla. Su uso como complemento de operaciones antidisturbios en conflictos urbanos cuestiona la supuesta inocuidad de la violencia dron en los países occidentales. Son sólo dos ejemplos de cómo este artefacto no aleja la guerra sino que la acerca más si cabe a nuestras vidas.